NEPAL, AÑO 2017: INSTALACIÓN Y MANTENIMIENTO DE 2 CASAS DE TRÁNSITO PARA INTERCEPTAR EL TRÁFICO ILEGAL Y ACOGER A MUJERES Y NIÑAS EN RIESGO DE EXPLOTACIÓN SEXUAL

KATHMANDÚ, NEPAL

CASAS DE TRÁNSITO

MUJER

COLABORADOR: MAITÍ NEPAL

Maiti Nepal. Es una ONG fundada en 1993 para combatir el tráfico sexual y la prostitución de mujeres y niños, así como para proteger a las mujeres de Nepal de la explotación y violencia de género tanto internacional como doméstica. Para conseguirlo, llevan a cabo programas que consisten en Para ello, realiza tareas de vigilancia de las fronteras con India y China, junto con las autoridades de Nepal. Se controla el flujo de viajeros, inspeccionando los vehículos, y se detecta si hay mujeres en situación de riesgo, a las que se informa y ayuda. En India, hay unos 20 puestos fronterizos y Maiti Nepal está en unos 12-15 con un equipo de personas expertas que, junto con la policía aduanera, paran a todos los vehículos con mujeres para controlar si son llevadas contra su voluntad y/o cuál es su destino. Proporcionan refugio a las mujeres afectadas, en algunos de los puntos fronterizos tienen casas de tránsito donde se acoge a las chicas que interceptan y se les brinda asistencia médica y asesoramiento. Una Casa de Tránsito está preparada para acoger a unas 20 niñas que, después, son retornadas a su familia (si quieren y se puede) o pasan al centro que MN posee en Kathmandú para asistir a 500-700 mujeres. Se realiza persecución y asesoramiento legal. Si se identifica a los tratantes (en la frontera, por ejemplo), se les denuncia y se asesora legalmente a las víctimas para que puedan iniciar procesos contra ellos. También se intenta que quienes han sufrido este problema y regresan a Nepal identifiquen a sus agresores y les denuncien. Y finalmente, el rescate y repatriación, la prevención y educación y los talleres profesionales y bolsa de trabajo. Para ello, realiza tareas de vigilancia en las fronteras con India y China, inspeccionando vehículos junto con la policía para detectar casos de trata de personas. Persigue legalmente a las redes de tráfico sexual y además, proporciona a las mujeres afectadas refugio, asistencia legal, educación y formación profesional, así como bolsa de trabajo. Se calcula que, anualmente, 12.000 niños nepaleses (mayoritariamente niñas), son llevados a los burdeles de la India y los países del Golfo para trabajar sexualmente. El tráfico sexual de niñas y mujeres de Nepal hacia la India es relativamente sencillo, ambos países comparten una frontera abierta y no necesitan permisos para circular libremente. Por consiguiente, grupos de niñas y jóvenes son llevadas en furgonetas y otros vehículos por los traficantes, y a menudo son vendidas y/o engañadas por sus propias familias. 

La discriminación contra las niñas y las mujeres en Nepal forma parte de la estructura social, feudal y patriarcal que caracteriza al país. Tienen carencias en higiene, salud y educación, que se traduce en individuos económicamente débiles y vulnerables, además de la trata internacional de personas que son explotadas con fines sexuales y/o laborales. Nepal e India comparten una frontera abierta en la que sus habitantes no necesitan el uso de permisos para circular libremente, por lo que el tráfico es relativamente sencillo; la trata de personas se efectúa en vehículos con grupos de mujeres y/o niñas/os que, muchas veces, han sido vendidos a los traficantes por su propia familia. Aunque en Nepal existen leyes que persiguen estos delitos, se calcula que anualmente 12.000 niños nepaleses, mayoritariamente niñas, son llevados a burdeles de la India y los países del Golfo para trabajar sexualmente. Según las Naciones Unidas, el negocio del tráfico humano genera un beneficio de 32.000 millones de dólares anuales.

Fundación Heres participa en ocho de sus proyectos, destinados a combatir la prostitución infantil y el tráfico sexual, dando prioridad a la atención y reinserción de las personas afectadas. De todos los proyectos destaca: la instalación y mantenimiento de dos casas de tránsito, para interceptar el tráfico ilegal y acoger a mujeres y niñas en riesgo de explotación sexual en Birhunj y Mahesphur (2017), así como la obtención de un terreno y la construcción de un hogar de acogida para 250 mujeres y 180 niñas y niños en régimen interno en Katmandú (1998). Asimismo, se conceden microcréditos de ayuda a 180 niñas rescatadas de la prostitución infantil (1998); se adquiere un vehículo-ambulancia para la ONG, así como equipamiento para las instalaciones (ordenador, impresora, etc.), alimentos, medicinas y ropa (1998) y se apoya la creación de seis unidades de distrito, dirigidas a la movilización y concienciación de los estudiantes de secundaria para luchar contra el tráfico de niñas en Nepal.

  • 2017- Instalación y mantenimiento de dos casas de tránsito para interceptar el tráfico ilegal y acoger a mujeres y niñas en riesgo de explotación sexual, en Birhunj y Mahesphur.

    Otros proyectos de Maití Nepal 

¡Comparte!

Share on twitter
Share on facebook
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram
FUNDACIÓN HERES, INSTALACIÓN Y MANTENIMIENTO DE 2 CASAS DE TRÁNSITO PARA INTERCEPTAR EL TRÁFICO ILEGAL Y ACOGER A MUJERES Y NIÑAS EN RIESGO DE EXPLOTACIÓN SEXUAL, NEPAL.

NEPAL, AÑO 2017: INSTALACIÓN Y MANTENIMIENTO DE 2 CASAS DE TRÁNSITO PARA INTERCEPTAR EL TRÁFICO ILEGAL Y ACOGER A MUJERES Y NIÑAS EN RIESGO DE EXPLOTACIÓN SEXUAL

Si quieres compartir tu propuesta o colaborar con nosotros.