PERÚ, AÑO 2019: PUERTO MALDONADO, SOSTENIMIENTO ORFANATO «HOGAR EL PRINCIPITO»

PUERTO MALDONADO, PERÚ

SOSTENIMIENTO "HOGAR EL PRINCIPITO"

CALIDAD DE VIDA

Colaborador: Apronia

 

APRONIA. Es una Asociación Civil de Protección del Niño y del Adolescente. Se fundó el 10 de Abril de 1996 en la ciudad de Puerto Maldonado por el Padre Xavier Arbex. Disponen de dos Hogares: San Vicente y El Principito. Su misión es proteger y apoyar prioritariamente a menores y adolescentes que se encuentran en una situación de peligro para su integridad (abandono moral, orfandad, maltrato físico, pobreza extrema, abusos, etc.) La Asociación les proporciona los medios y recursos a fin de lograr una atención adecuada a sus necesidades básicas: alimentación, ropa, vivienda, salud, desarrollo de destrezas, habilidades y oficios, una sólida formación educativa, moral, espiritual, así como el contacto afectivo para lograr su estabilidad emocional. También se ocupan de menores, víctimas de la explotación laboral y, sobre todo, de personas que sufren explotación sexual.

Anteriormente, con el apoyo de la benefactora Sra Beatrice, la Asociación recibía mes a mes un donativo desde Suiza administrado por Apronia Suiza. Apronia-Suisse nació en 2005, gracias a una señora suiza que apoyaba los proyectos del Padre Xavier Arbex, en favor de los niños y jóvenes de Puerto Maldonado. El objetivo de ésta Asociación es patrocinar la Asociación peruana, dar a conocer en Suiza las necesidades de los niños de Puerto Maldonado y de promover las actividades desarrolladas a fin de ayudarlos. Se encargan de recolectar los fondos que permiten que este proyecto evolucione acompañando así, a la Asociación peruana hacia su autonomía. Así pues, ésta, decidió crear empresas para generar ingresos y así poder mantener los Hogares. Actualmente, viven del dinero de empresas colaboradoras que donan dinero cada mes.

En su Hogar “El Principito” ofrece 30 plazas de acogida, para niños y jóvenes de 4 años hasta 18; excepcionalmente recién nacidos o bebés pueden ser acogidos. La acogida puede ser temporal, anual o como en la mayoría de los casos: permanente. Los jóvenes se quedan hasta que pueden empezar una vida independiente. APRONIA trabaja en estrecha colaboración con el juez de familias y la Defensoría Municipal del Niño y del Adolescente (DEMUNA); reciben donaciones de ésta, pero no las suficientes.

La población del Perú es de 24,8 millones de personas, de los que un 72% habita en las ciudades. Los niveles de analfabetismo se sitúan entre el 6,1% para los hombres y el 16,3 para las mujeres (1997), mientras que la esperanza de vida alcanza los 68,3 años.

  • 2019- Sostenimiento gastos de alimentación y material escolar y de aseo. Hogar El Principito. Puerto Maldonado, Perú.
    La Asociación quiere ofrecer a los adolescentes y niños un hogar donde sus necesidades puedan ser atendidas, se sientan queridos y en familia. A través de este sostenimiento, se proporciona a estos niños y jóvenes asistencia y educación, facilitándoles posteriormente una formación profesional adecuada que les facilite su independencia y futuro económico. Las principales situaciones de ayuda son: apoyo psicológico, apoyo legal, apoyo a las madres solteras menores de edad, financiamientos de atenciones medicables, entrega de prótesis, gafas de vista y finalmente, la organización de evacuaciones de emergencia en centros hospitalarios más importantes (Cusco, Lima).

Desarrollo de proyecto

APRONIA seguirá actuando a fin de que el Estado asuma la protección de la niñez y juventud aplicando sus propias leyes. 

– Los jóvenes pueden iniciar su vida profesional mediante el aprendizaje en una de las empresas de APRONIA. En efecto, para ofrecer sitios de formación, crear empleos locales y financiar los Hogares, tres empresas solidarias trabajan a «full» régimen. Asimismo, los adolescentes y niños son formados por animadores/as y educadores/as profesionales capacitados para sostener y apoyar los niños en sus sufrimientos personales, en su actividad escolar y hasta gestionar intervenciones jurídicas. Los adolescentes que rebasan la edad escolar, pueden beneficiarse de una beca de estudio de 3 años o más, esta es otorgada por el Estado o por APRONIA según las disponibilidades financieras.

– Numerosos jóvenes no pueden ser acogidos por falta de recursos para recibirlos. Así pues, los asistentes/as sociales de APRONIA, tratan de apoyar a estos jóvenes, visitándoles con regularidad a sus hogares y haciéndoles un seguimiento todos los días del año.

– Beneficiarios: a través de la Casa-Hogar “Principito», estarán albergando a 30 menores, quienes permanecerán por encontrarse en orfandad, peligro y abandono moral, maltrato físico, medida de protección, pobreza extrema y por no contar con el apoyo directo de familiares que puedan acogerlos.

– Los beneficiarios deben trabajar a un 20% para ayudar al financiamiento de la Asociación. Disponen de 3 proyectos para mantener el Hogar y además crear empleo, no solo para sus niños una vez crezcan sino también para la población desfavorecida en general.

– «Se comportan como en una familia. Los chicos comen y duermen aquí. Van a la escuela del barrio, estudian, juegan, frecuentan a los amigos. En suma, son como hijos de una familia de clase media. La única diferencia está en el número: en lugar de tener tres hijos, la familia APRONIA tienen más de 70».  Padre Xavier Arbex, fundador de APRONIA.

¡Comparte!

Share on twitter
Share on facebook
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram
2015_01_17_12_59_29

PERÚ, AÑO 2019: PUERTO MALDONADO, SOSTENIMIENTO ORFANATO «HOGAR EL PRINCIPITO»

Si quieres compartir tu propuesta o colaborar con nosotros.