SIERRA LEONA, AÑO 2019: SOSTENIMIENTO PROGRAMAS MURIALDO HOME

FREETOWN, SIERRA LEONA

SOSTENIMIENTO PROGRAMAS MURIALDO HOME

EDUCACION

Colaborador: Missionaire’s Friend Association.

 

 

Missionaire’s Friend Association. Fue fundada en 1997, en el apogeo de la guerra, con el objetivo de cuidar a niños, amputados, huérfanos y abandonados del conflicto. Nació de la idea y la buena voluntad de algunos jóvenes de la Parroquia de Santa Cruz (Holy Cross) que se presentaron al reverendo Maurizio Boa para ayudarle a realizar este proyecto. Éste, es miembro de la Orden de los Padres Josefinos y trabaja en el campo de amputados de Freetown. Actualmente, la Asociación ayuda a más de 150 niños que viven con familias que han aceptado cuidarlos. Reciben ayuda financiera proveniente de donaciones. 

En Murray Town Camp, la Asociación ha establecido una escuela para la educación de adultos (el 80% de los adultos son analfabetos) a los que, además, se proporciona comida a diario. En Kissy, un barrio pobre en el extremo oriental de Freetown (la capital de Sierra Leona) en el que viven desplazados de sus pueblos por la guerra. En él, Tse estableció un programa extracurricular para niños con dificultades de aprendizaje, para el que se contrató a maestros calificados. Por otra parte, el Padre Mauricio ha construido en Kissy un hospital que gestiona Cáritas, y por otro lado, se está construyendo un mini estadio y una iglesia.

Sierra Leona, con una población de 6,5 millones de personas, es uno de los mayores productores mundiales de diamantes (en 2012 la producción ascendió a 541.000 quilates), que son la principal fuente de ingresos del país, pero también es uno de los países más pobres del planeta. En el año 2014 se inicia en Sierra Leona una grave epidemia causada por el virus del ébola que dejó unos 4.000 muertos y profundas secuelas entre los supervivientes afectados directamente por la enfermedad, como problemas de movilidad y pérdida de visión. Un 80% de los infectados presentan alguna discapacidad tras superar la enfermedad, entre ellas ceguera; así como entre los damnificados de forma indirecta, como los aproximadamente 3.000 huérfanos: se calcula que el 27% de los niños de la calle de Freetown son huérfanos a causa del ébola. La epidemia, además, provocó el cierre de fronteras y del comercio internacional y la caída de las inversiones extranjeras. FH participó en la campaña Stop Ébola de Médicos Sin Fronteras en 2014. La crisis humanitaria, cerrada oficialmente en 2016, se produjo en un momento en el que el país africano iniciaba la recuperación de las secuelas de la guerra civil (1991-2002).

Los diamantes se convirtieron en eje del conflicto armado que sumió al país en once años de guerra civil y que, además de entre 75.000 y 200.000 muertos y unos 30.000 amputados (las cifras difieren significativamente según las fuentes), se saldó con un balance de 12.000 niños y niñas soldado, usados como carne de cañón y como esclavas/os sexuales, que arrastran secuelas físicas y psicológicas con un difícil encaje social.

La situación actual del país sigue siendo difícil: la esperanza de vida se sitúa en los 51 años (2015), una de las más bajas del mundo (se encuentra en el puesto 190 de los 191 países analizados por la revista Expansión), la mortalidad infantil es de 114 muertos por cada 1.000 niños menores de 5 años (2016) y las condiciones de salud, salubridad y atención a la infancia son dramáticas (cifras aportadas por UNICEF correspondientes a 2016). Respecto a la educación, el índice de asistencia neta a la escuela primaria es del 76%, pero la proporción de alumnos que comienzan el primer grado y alcanzan el quinto es sólo del 48%; un 24% de niños en edad de primaria no están escolarizados y el índice de asistencia neta en educación secundaria es del 45%. Además, sólo el 2% de niños tiene materiales de aprendizaje escolar en casa (libros) y el 37% de niños entre los 5 y los 14 años realizan trabajo infantil. Y para finalizar, el 82% de niños de 2 a 14 fueron objeto de violencia física o psicológica en el último mes.

La situación de la mujer también es preocupante: el 13% de las mujeres de entre 20 y 24 años estaban casadas antes de los 15 y el 39% antes de los 18 años. El 36% de mujeres de entre 20 y 24 años ha dado a luz a los 18 años. Además, la proporción de mujeres de 15 a 49 años que recibieron atención postnatal dentro de los dos días posteriores al parto es del 38%. Por otro lado, 9 de cada 10 mujeres ha sufrido mutilación/ablación genital. Y para finalizar, sólo el 5% de la población recibe agua potable a través de un sistema de cañerías y sólo el 58% tiene acceso a una fuente mejorada de agua potable.

  • 2019- Sostenimiento programas Murialdo Home. Freetown. Sierra Leona.
    Este proyecto se basa en garantizar el transporte a los niños de Murialdo Home, junto a un generador y gasolina. FH coopera con la Asociación para garantizar médicos y un dentista, además de ropa y comida para los orfanatos apoyando así, a las personas en situación de pobreza que no disponen de ayudas. FH además, brinda apoyo para los sueldos de 7 trabajadores de Murialdo Home. Se apuesta por la educación para adultos (clases 40 personas) además del mantenimiento de coches y de la  casa Murialdo.


Desarrollo del proyecto 

– El Padre Maurizio dispone de proyectos personales: acoge a niños, que en su mayoría son huérfanos, y les alimenta y proporciona estudios hasta que se independizan. Ayuda a cualquier persona que se le presente en su oficina con una necesidad  y además, ofrece formación a personas adultas en su Hogar de Freetown. En Murialdo, la organización a la cual pertenece, cada proyecto es independiente.

– La Asociación está llevando a cabo un proyecto de microcrédito para dar un futuro menos incierto a los jóvenes amputados que viven en el campo de refugiados del Campamento Murray Town. Este programa, especialmente dedicado a las mujeres jóvenes, beneficia a 39 de ellas.

– Fundación Heres realiza un viaje a Sierra Leona y se constata que Kissy Town, durante el ébola, tuvo un gran impacto: nadie podía salir de sus casas y mucha gente se contagió sin que nadie fuera a ayudarlos. Una persona de la comunidad contactó con el P.Maurizio y decidieron llamar a una ONG de emergencia de Italia, concretamente al Dr. Gino Strada que casualmente estaba en Sierra Leona y enseguida mandó un gran equipo y en tres semanas pudieron parar los contagios.

-Murió mucha gente en el conflicto y muchos niños quedaron huérfanos; algunos de ellos tienen familiares o vecinos que les cuidan, brindándoles comida y ropa, pero de todos modos no tienen dinero para ir al colegio, que es lo más caro. Lovetta, representante de estos niños, contactó con P. Maurizio para pedir ayuda; la conocen desde hace 20 años, desde 1997, y está muy ligada a la iglesia del P. Maurizio.

– Actualmente, el proyecto se encuentra en ejecución.

¡Comparte!

Share on twitter
Share on facebook
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram
padre-Maurizio

SIERRA LEONA, AÑO 2019: SOSTENIMIENTO PROGRAMAS MURIALDO HOME

Si quieres compartir tu propuesta o colaborar con nosotros.